¿PUEDE LA BIBLIA HOY SER PERFECTA?


Un Llamado al Sentido Común y Autoridad Final




Por Emanuel Rodríguez 




INTRODUCCIÓN

¿Qué es la perfección? La Biblia dice en Santiago 1:4:

Santiago 1:4 “Mas tenga la paciencia su obra perfecta, para que seáis perfectos y cabales, y que nada os falte.”

Así que, en Santiago 1:4 la Biblia define la perfección como algo completo y que nada le falta. Teniendo en cuenta la definición bíblica de la perfección ¿Existe la posibilidad de tener una Biblia perfecta hoy día? Los cristianos que somos creyentes bíblicos, sostenemos que podemos tener una Biblia perfecta hoy en día. Sostenemos que tenemos las palabras perfectas de Dios en la Biblia en inglés (la Versión del Rey Jaime o King James Version - KJV), y en español (la Reina-Valera Gómez).1

Hay algunos que enseñan que no hay, hoy en día, una Biblia que pueda ser perfecta. Algunos dicen que es una herejía o una falsa doctrina enseñar que una traducción de la Biblia puede ser perfecta. Ellos dicen que la única Biblia perfecta que jamás haya existido eran los manuscritos originales (o los Autógrafos). Además, afirman que una traducción de la Biblia no puede ser perfecta hoy en día debido a que los hombres la tradujeron. Y que debido a la participación del hombre, que es imperfecto, ninguna traducción de la Biblia puede ser perfecta. Pero hay varias cosas erróneas en este punto de vista:



1. EL MITO DE LOS AUTÓGRAFOS

Si la única Biblia perfecta que jamás haya existido eran los manuscritos originales, entonces la verdad es que nunca hubo una Biblia perfecta. Una colección completa de los manuscritos originales de los 66 libros de la Biblia nunca existió. Esa idea es un mito. En su librito titulado A Fresh Look at the King James Bible, el Dr. Ralph Yarnell explica:

"Echemos un vistazo a algunos hechos indiscutibles sobre los originales. Primero: nunca hubo un libro de los 66 originales de la Biblia. Segundo: nunca hubo un libro de los 39 originales del Antiguo Testamento. Tercero: nunca hubo un libro de los 27 originales del Nuevo Testamento. Cuarto: ningún hombre viviente o fallecido ha visto los originales 66, 39 o 27. Quinto: cada uno de los originales se perdieron, fueron agotados, destruidos o desaparecieron al cabo de 100 a 150 años de su escritura”.2 



2. LA INCONSISTENCIA DEL ARGUMENTO DEL HOMBRE IMPERFECTO

Si la traducción de la Biblia no puede ser perfecta debido a la participación del hombre, entonces tampoco los escritos originales pueden ser perfectos, porque el hombre también estuvo involucrado en los manuscritos. ¿A quién crees que Dios usó para escribir sus palabras divinas: a hombres perfectos, o a hombres imperfectos? Aquellos que niegan la perfección bíblica para hoy día, dicen que la inspiración es un caso totalmente diferente porque la inspiración era una obra sobrenatural de Dios. ¡Pero espera un momento! ¿Desde cuándo la preservación se convirtió en algo inferior a la obra sobrenatural de Dios? De acuerdo al Salmo 12:6-7 y otros versículos, ¡la preservación es providencial! Significa que es una obra guiada por Dios. La preservación es tanto una obra de Dios, en la que Él utiliza a los hombres en el proceso, de la misma manera que la inspiración fue una obra de Dios en la que Él utilizó al hombre. La única diferencia es que en la obra de inspiración Dios utilizó al hombre para revelar y escribir sus palabras, y en la obra de preservación Dios está utilizando al hombre para comparar manuscritos y traducir sus palabras. La mecánica es diferente, pero sigue siendo Dios mismo el que hace su obra utilizando la mano del hombre.



3. LA FALTA DE FE EN LA CAPACIDAD DE DIOS

¿Qué pasa con el Señor Jesucristo? ¿Era Él perfecto? ¡Por supuesto que lo era, siempre lo ha sido, y siempre lo será! Él es el Hijo de Dios, sin pecado y perfecto. Pero, ¿cómo entró en este mundo? ¿Acaso no nació de una virgen llamada María? Por supuesto que sí. ¿María era perfecta? Por supuesto que no. Aunque María era una virgen y una mujer piadosa, era una pecadora (Lucas 2:22) como cualquier otra persona. Ella era imperfecta. Sin embargo, Dios usó a esta pecadora imperfecta para producir al Señor Jesucristo, sin pecado y perfecto. Así que si no fue difícil para Dios el usar a un ser humano imperfecto para producir su Hijo perfecto, tampoco es cosa difícil para Dios el usar a un hombre imperfecto para producir sus palabras perfectas. ¡Él es Dios! Él puede hacer eso. Y eso es exactamente lo que Él hizo.



4. UN ARGUMENTO ILÓGICO

Dios prometió preservar su Palabra pura. No tiene ningún sentido el decir que Dios inspiró sus palabras perfectas, pero no tenía la intención de preservarlas para que podamos tenerlas hoy en día. ¿Por qué Dios dio sus palabras? Él dio sus palabras para que podamos tenerlas para nuestro bienestar espiritual (Mateo 4:4). Sin embargo, tenemos cristianos, hoy en día, que quieren que usted crea que Dios inspiró sus palabras perfectas pero no tenía la intención de preservarlas perfectas. Ellos quieren que usted crea que lo que Dios ha preservado para nosotros es algo inferior, imperfecto y no inspirado. ¡Tontería! Esto no es lo que enseña la Biblia. Lo que ellos enseñan no tiene sentido. ¿Por qué Dios pierde su tiempo inspirando palabras perfectas y guiando a los hombres a registrarlas, si no tiene la intención de que alguien más las tenga, excepto los escritores originales?



5. RECHAZANDO LA AUTORIDAD FINAL

La Biblia misma nos enseña que es perfecta.

Salmos 19:7 “La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; el testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo.”

Así que si la misma Biblia dice que la palabra de Dios es perfecta, y Dios prometió preservar su Palabra de generación a generación (que incluye hoy en día), ¿realmente crees que lo que Dios ha preservado para nosotros hoy, es algo inferior a lo que tenía el salmista? ¿De dónde aprendieron los cristianos la idea de que la Biblia hoy en día no puede ser perfecta? Ciertamente, no lo aprendieron de la Biblia. Lo aprendieron de los incrédulos que no creen en la Biblia. Lo aprendieron de los modernistas y apóstatas que se erigen como autoridad sobre la Biblia. La Biblia es nuestra autoridad final. Y dice que es perfecta. También dice que Dios prometió preservar su Palabra perfecta (como ya hemos visto). ¿Somos tan tontos para creer que lo que Dios prometió preservar para su pueblo, es algo imperfecto y no inspirado? ¡Que locura!

Dt 32:4 “Él es la Roca, cuya obra es perfecta, porque todos sus caminos son rectitud: Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad; justo y recto es Él.”

La Biblia es la obra de Dios. Y las obras de Dios son perfectas. Decir que la Biblia que tenemos en nuestras manos no es perfecta es decir que no es una obra de Dios.



LA PRESERVACION DE LA BIBLIA ES UNA OBRA DE DIOS

Alguien podría responder: ¿Pero, acaso el hombre no es también una obra de Dios? Y sin embargo, no es perfecto." Eso es cierto. No somos perfectos, porque Dios nos dio la posibilidad de escoger entre el bien y el mal. Y cuando el hombre escogió desobedecer a Dios, el pecado entró en el y se convirtió en hombre imperfecto. Dios no estaba involucrado en la desobediencia del hombre. Fue totalmente la decisión del hombre. Dios pudo haber detenido al hombre de caer en pecado, pero optó por darle al hombre la capacidad de tomar su propia decisión (de obedecer o desobedecer a Dios). Pero respecto a la preservación de las palabras perfectas de Dios, Él ha estado involucrado en ese proceso desde el principio y para toda la eternidad (Salmo 119:89). Dios no prometió preservar al hombre libre de pecado. Pero hizo la promesa de preservar sus palabras puras (Sal. 12:6-7) de generación a generación. ¿Cómo pueden estas palabras preservadas ser puras si no son perfectas? La preservación es una obra de Dios en la que Él mismo ha supervisado y controlado desde el principio.



¡DIOS NO HA CAMBIADO!

Estos cristianos de hoy en día, que no creen en la perfección de las palabras de Dios tienen una actitud como que si Dios se retiró después de haber inspirado sus palabras. Pero la verdad es que el mismo Dios que inspiró sus palabras es el mismo Dios que preservó sus palabras. Dios dijo en Malaquías 3:6, “Porque yo Jehová, no cambio”. Dios no ha cambiado desde el día que exhaló sus palabras. Él es tan poderoso hoy, como lo era en aquel entonces. Y si en el proceso de la inspiración, la participación del hombre no impidió que sus palabras fueran perfectas, ¿por qué deberíamos pensar que, en el proceso de preservación, la participación del hombre pudiera impedir que las palabras de Dios sean perfectas? La preservación es tanto una obra de Dios como la inspiración.



EL PODER DE DIOS ANULA LAS LIMITACIONES DEL HOMBRE

Además, cuando un varón de Dios, fielmente y con precisión, traduce las palabras exactas que Dios inspiró, este hombre está siendo usado por Dios para preservar sus palabras. Y eso no es "Doble Inspiración". Eso es lo que la Biblia llama PRESERVACIÓN (Salmo 12:6-7). La doctrina de la preservación garantiza la perfección de la palabra de Dios. Como la inspiración, así la preservación es una obra del Espíritu Santo que involucra al hombre en el proceso. Pero aun contando con la participación del hombre, de principio a fin, Dios es el Autor de la preservación. El hombre es solamente la herramienta de Dios. Dios está en control. ¡Dios es omnipotente, inmutable e infalible! Una Biblia imperfecta contradice la naturaleza y carácter de Dios quien es el Autor. La participación del hombre no puede detener el poder de Dios ni sus promesas. La participación del hombre no puede detener a Dios de preservar su Palabra perfecta para que podamos tenerla en nuestras manos hoy en día. Jesús dijo:

Mt 19:26 “Mas Jesús, mirándoles, les dijo: Con los hombres esto es imposible, pero con Dios todo es posible.



NEGACIÓN DE LA PERFECCIÓN DE LA BIBLIA ES UNA PERSPECTIVA HUMANISTA

Los que no creen en una Biblia perfecta hoy en día se han concentrado tanto en la participación del hombre, que se han olvidado de la participación de Dios en el proceso de preservación de su palabra. ¡Realmente este es el corazón del problema! Ellos están tan enfocados en las limitaciones del hombre que han perdido de vista el poder ilimitado y la capacidad de Dios (vea Ef. 3:20). Un predicador piadoso llamado Lester Roloff dijo una vez, "El corazón de cada problema es el corazón." Aquellos que niegan la perfección bíblica, hoy en día, ponen a Dios en una caja y limitan al Santo de Israel (Salmos 78:41).



CONCLUSIÓN: ¡DIOS ES FIEL!

Si no es posible tener una Biblia perfecta hoy en día, entonces Dios no cumplió su promesa de preservar sus palabras puras. Significa que Dios es un mentiroso. Y si Dios preservó sus palabras, pero no las preservó perfectamente, entonces eso haría que las habilidades de Dios no son mejores que las de un hombre imperfecto. ¡Ambos pensamientos son una blasfemia! Es imposible que Dios mienta. Y es imposible que un Dios perfecto haga una obra imperfecta. Dios preservó su palabra perfecta. ¡Y hoy tenemos cada palabra perfecta en inglés en la Biblia Rey Jaime (la KJV) y en español en la Biblia Reina-Valera Gómez! Podemos decir como el salmista:

Salmos 119:140 “Sumamente pura es tu palabra; y la ama tu siervo.”

 

 

Notas:

1 Vea el articulo por el autor David Daniels de Chick Publicaciones titulado ¿Qué quieren decir al afirmar que la Biblia Reina-Valera Gómez 2010 (RVG-2010) son las palabras perfectas de Dios? en http://www.chick.com/es/articles/palabrasperfectas.asp

2 A Fresh Look at the King James Bible, por Dr. Ralph Yarnell, p. 33